Inteligencia Financiera – Réplica 1

Juan Carlos González

Tenemos dos temas vitales y complementarios en este caso:

  • Finanzas personales del emprendedor
  • Finanzas de la empresa
  • En el contexto de finanzas personales del emprendedor rescato las siguientes verdades:
  • El flujo de dinero no es estable en un inicio y es motivo de un estrés suficiente para que la palabra divorcio se filtre en el matrimonio más estable
  • El emprendedor es el último en “pagarse”. Primero a los colaboradores, después a los proveedores y al final, solo si queda, me pago yo (si es que tengo un sueldo)
  • En el contexto de las finanzas de la empresa puedo ver los siguientes puntos:
  • No hay diferencia conceptual entre deuda y apalancamiento financiero
  • Arrancar una empresa sin dinero es como subirse a un coche sin gasolina
  • Un crecimiento orgánico usando exclusivamente las utilidades es una manera poco elegante de perder oportunidades por falta de recursos
  • Exploremos las finanzas del emprendedor.

Rescato el principio expuesto a detalle en el libro de [Autor] “El hombre más rico de babilonia”: de cada $100 que ganes, guarda $10. Este guardado, con el tiempo, amasará una pequeña fortuna que te permitirá atender situaciones emergentes, o mejor aún, aprovechar oportunidades de inversión que quien no tenga el efectivo tendrá que dejar pasar (o probablemente ni verá).

En los negocios “cash is king”, y si no reservas efectivo de manera sistemática, es probable que no cuentes con efectivo cuando lo requieras.

Harv Eker en “Secretos de la mente millonaria” expone un esquema más completo, que requiere más liquidez que “el hombre más rico de babilonia”, pero que de lograrlo tendrás una infraestructura muy robusta:

  • 10 % para futuras inversiones (efectivo)
  • 10 % para tu educación
  • Jamás debes dejar de invertir en aprender.
  • 10 % para compartir
  • Un principio de abundancia es compartir con quien no tiene tu misma educación.
  • 10 % para tu vida de millonario
  • Este fondo lo puedes despilfarrar hedónicamente. Tu mente no pensará como millonario si no la entrenas de vez en cuando.

Mi experiencia personal en la gestión de estos fondos me es muy gratificante, me simplifica decisiones de cuándo es factible acudir o no a un seminario, y cuando es posible comprar o no unas vacaciones de ensueño. Como beneficio adicional es un ejercicio de disciplina y administración para la pareja. No hay desperdicio.

Algo importante que resaltar: debes ser capaz de cubrir tus necesidades básicas con el 60 % de tu ingreso; mi experiencia fue dolorosa al entender que no puedo arrancar con un apartado de fondos si no ingreso lo suficiente a mi cuenta como para poder prescindir de un 40 %.

Las tarjetas de crédito deben ser un instrumento de administración y jamás de crédito, es decir, una herramienta para concentrar los gastos en un solo pago y generar puntos para lograr premios en los programas de fidelidad: tan, tan; no son una herramienta de apalancamiento.

¿Estás ahogado en deudas? Revisa el libro electrónico gratuito de Robert Kyosaki “Cómo librarse de las deudas malas” [colocar ligas]; plantea un proceso muy sistemático de cómo convertir una cultura de sobreendeudamiento a una cultura de inversión.

Ahora ahondemos en el tema de “quién se paga primero” en una empresa. Normalmente, el dueño de la empresa es quien se inmola ante su gente para que sean primero todos los que se beneficien de la empresa antes que él o ella. Te pregunto, ¿no debe ser quien lleva el riesgo, antecede el esfuerzo y cimenta la idea emprendedora el que más debe ser cuidado en su salud financiera? Si tu respuesta es si, entonces quien primero se debe pagar es el dueño de la empresa y no los colaboradores. Te lo dejo de tarea.

Exploremos las finanzas de la empresa

Efectivamente, coincido con la creencia que endeudar a la empresa que no tiene tracción desde el día 1 no es una buena idea si no hay con qué para respaldar dicha deuda; existen muchas maneras creativas de hacerse del flujo inicial.

Inversionistas semilla

Debes estar listo para invertir una cantidad de tiempo importante en convencer a muchas personas, entre ellas, familiares y amigos, para que apuesten en tu proyecto.

Apoyos gubernamentales

Personalmente soy enemigo de basar tu existencia en este instrumento ya que los tiempos gubernamentales normalmente no responden a la velocidad que el emprendedor requiere. No es justo para un proyecto vivir una agonía mientras que un burócrata decide firmar los papeles requeridos.

Vende antes de que existas

Los inmobiliarios dominan este arte; están haciendo preventa de departamentos, locales o casas que no existen. Ese dinero es el que usan para poder realizas las obras. En la industria del capital intelectual es muy fácil lograr este mismo fenómeno.

Tuve la oportunidad de platicar brevemente con Lorenzo Servitje hace algunas semanas; le pregunté – qué es lo que tuvo que pasar en su mente y corazón para lograr hacer que Bimbo alcanzara las proporciones que hoy tiene. Su respuesta fue simple: tener una obsesión por crecer y repartir la menor cantidad posible de utilidades. Coincidentemente hace unos meses me compartieron exactamente lo mismo los Arroyo, dueños de Farmacias Guadalajara.

En las finanzas de la pequeña empresa normalmente existen dos grandes enemigos de los saldos en las cuentas bancarias:

Las malas decisiones comerciales u operativas

La necesidad imperiosa de liquidez de la dueña y su familia

¿Cuál es tu política de reparto de utilidades? (si es que la tienes definida). Veo que los grandes negocios siguen una política sencilla: empresa rica, empresario pobre.

¿Cuánto inviertes en tu contador y fiscalista? Si pagas lo mínimo indispensable para que alguien arrastre el lápiz y mantenga tranquilo al SAT, no tendrás estrategia ni infraestructura para amasar una fortuna, o mucho peor, cuidarla.

¿Cuánto tiempo inviertes en controlar tu flujo de efectivo? Una empresa puede sobrevivir sin tener utilidades, pero jamás lo logrará sin flujo de efectivo. Tu estrategia comercial te debe permitir tener ciclos de entrega y cobranza ágiles. Recuerdo que cuando tenía mi empresa de desarrollo de software teníamos la política de cobrar 50 % anticipo y 50 % contra entrega; muchos años tardé en darme cuenta que yo mismo estaba financiando a mis clientes 6 meses del año. Esto se solucionó cuando cambié la política de cobranza a 30 % de pago inicial, pagos parciales mensuales y un remanente del 5 % contra entrega.

Apalancamiento financiero

La capacidad de contraer deuda de una empresa lo considero un activo tan valioso como sus procesos, marca o capital humano. Una empresa incapaz de ser apalancada financieramente está limitada en su crecimiento y acotada a atender proyectos no muy diferentes a los que ya atiende actualmente.

Un gran reto que tenemos en una financiera que dirijo es hacerle entender a la gente algunos puntos:

  • Una financiera te pide papeles porque necesita conocerte, recuerda que está depositando su patrimonio en tu proyecto
  • Una financiera no deposita su patrimonio en alguien indisciplinado que no tiene acceso a sus cuentas bancarias, no declara impuestos y no lleva una gestión financiera profesional
  • Una financiera no deposita su patrimonio a quien en el pasado ha demostrado ser mal pagador, o en otro contexto, a alguien a quien nadie se ha atrevido a apalancar

Para formar el activo llamado “capacidad de endeudamiento” basta vivir los siguientes pasos:

  1. Usar el financiamiento de instituciones profesionales que reporten a buró de crédito (aunque no lo necesites, estás invirtiendo en tu historial)
  2. Pagar siempre en tiempo
  3. Fiscalizar tus ingresos en su totalidad

Un cliente hace muchos años me enseñó la razón por la cual es más caro llevar una contabilidad “real” y otra “fiscal” (práctica común en el empresariado mexicano); me hizo una pregunta: imagínate que todas esas horas, creatividad, energía e ingenio que los empresarios usan para evadir impuestos la usaran para innovar su producto o servicio… descubrieran muy pronto que no es necesario evadir impuestos.

El apalancamiento financiero de crecimiento debe ser utilizado cuando tienes un proyecto claro en la mente, conciencia de su rentabilidad y emoción por agotar las posibilidades para que sea un éxito.

Tengo clientes amigos en la financiera que me costaron mucho trabajo otorgarles su primer apalancamiento gracias a las creencias limitantes y aversión a la deuda… pero una vez que se dieron cuenta de que solo es necesario invertir una fracción del dinero para hacerse de maquinaria, equipo o vehículos; que estos generan lo suficiente para pagar su financiamiento y lograr utilidades, hoy, son ellos los que nos presionan para liberar su siguiente apalancamiento con crecimiento pujante.

Tengo el caso de un taller de torno y maquinado en el norte del país donde el dueño se atrevió, por primera vez en su carrera emprendedora, apalancarse con un arrendamiento puro de maquinaria de automatización. Fue en menos de un año que se apalancó con más del doble por la crecida de demanda que estaba teniendo gracias a su capacidad de acción. Hoy su firma es suficiente para continuar creciendo, no usa su dinero ni patrimonio personal para crecer y el límite es su propia ambición (porque el dinero es lo que más sobra en las carteras de las financieras que encuentran clientes confiables).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: