Inteligencia Financiera – Caso

Gonzalo DiazBaez

El mejor caso del cual puedo hablar es mi situación de vida. Gonzalo a los 24 años, es una persona empleada de un empresa transnacional donde el salario quincenal era jugoso, las prestaciones bastante buenas y los repartos de utilidades eran un premio maravilloso para viajar por el mundo.

Gonzalo con mucho interés de ser un agente de cambio en todo lo que hacía, pero con poca acción, navegaba de una manera tranquila y tradicional: ahorrar un poco de su salario para emergencias, gastar comprando algunas cosas, planear la compra de una casa, salir el fin de semana, y vivir la vida a gusto en lo que una buena idea de negocio aparecía de manera espontánea.

¿Qué piensa Gonzalo sobre las finanzas? Para ser más simple describiré en una tabla los puntos que están relacionados a las finanzas y el paradigma correspondiente en ese momento.

Punto financiero Creencia
Casa Infonavit y planear una deuda menor a 30 años.
Carro Ahorra para un enganche y procura no endeudarte más allá de 3 años y 4 mil pesos mensuales.
Ahorros Son para una emergencia y tal vez para viajar.
Salidas en fin de semanas Hay que vivir la vida.
Presupuesto anual No es necesario, eso es para empresas
Inteligencia financiera ¿Qué  es eso?
Forma de generar ingresos Trabajar duro, ser excelente en lo que haces para que te asciendan y te den un aumento.
Forma de iniciar un negocio Trabajar duro, ahorrar dinero propio y utilizar estos ahorros para arrancar.
Deudas Cualquier tipo de deuda se debe pagar de manera inmediata.

Con base en está paradigma Gonzalo decidió fundar una empresa sin fondos de manera simultánea a su empleo. Ahorró dinero e inició a hacer todo lo que se debe de hacer: constituir, rentar una oficina, comprar algunos equipos e invertir en promoción. Ya que el compromiso con ser emprendedor era “total”, decidió tener un empleo y emprender de manera simultánea y asumir responsabilidades de inversión sin tener que pedir dinero prestado, ¿Quién es tan estúpido para pedir dinero prestado para fundar una empresa y endeudarse desde el inicio de la misma?

Pasando el tiempo, con algo de flujo constante en la empresa, decidió dejar el empleo. Lo mejor de todo en esta acción es que la renuncia se generó de manera simultánea a un recorte de personal, Gonzalo levantó la mano para que un compañero no fuera despedido y se logrará obtener los beneficios de un finiquito al 100 %.

En este momento todo fue romance, una empresa con generación de flujo de efectivo, una cantidad de dinero en el banco sustancial. Amor y gloria.

En definitiva, lo más “sabio” era eliminar deudas, por lo tanto, usó el 100 % del finiquito para pagar el automóvil que fue comprado unos meses antes de renunciar y los primeros meses de renta de un departamento.

¿Amor y gloria? Una micro empresa de 2 años la cual aún se encuentra en una etapa de infancia, donde se tropieza y hay que levantarse, lo evidente sucedió e inició una época que se requiere inyectar dinero para crecimiento. Gran sorpresa, no se tenía dinero, ni un trabajo “estable” para extraer los fondos, ni mucho menos un fondo para invertir para el crecimiento o generación de mayor flujo de efectivo pasivo, porque de manera “sabía” se gastó todo en no tener ninguna deuda.

Con este paradigma todo parecía derrumbarse porque esta vez no existían otras fuentes para salir adelante, y peor aún, pedir dinero prestado no es una opción porque deber ser malo y estúpido.

“La empresa debe de generar lo suficiente para invertir y crecer, si no lo genera en ese caso la empresa va muy mal” – Se decía al ver los resultados que se obtenían.

La empresa da un servicio diferenciado y de alto impacto. Los clientes que se tienen admiran verdaderamente el negocio, pero no se tiene suficiente flujo de efectivo de dinero para invertir en equipo y en infraestructura para el crecimiento.

Es evidente que no funciona la -no deuda-, el no confiar en créditos, el pensar que no se requiere más el esfuerzo de uno mismo para el crecimiento.

El resultado de este paradigma fue evidente, crecimiento lento, el flujo de efectivo no era el esperado, e invertir en crecer pidiendo dinero prestado era una verdadera estupidez, la matriz de paradigmas no funcionaba en lo más mínimo.

Pero no se encontraba un nuevo paradigma, evidentemente, la frustración se manifestó al sentir que no se tenía otra opción más que crecer de manera muy lenta.

¿Qué era entonces un nuevo concepto llamado inteligencia financiera?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: